bolas chinas

Qué son las Bolas chinas. Así te ayudan a fortalecer tu suelo pélvico

Las bolas chinas son un objeto que erróneamente suele asociarse a la práctica y disfrute sexual cuando lo cierto es que no es un artículo destinado al placer, sino a la salud.

¿Alguna vez te has preguntado qué son las bolas chinas? ¿Cómo funcionan? Te lo explicamos.

Qué son las bolas chinas

Las bolas chinas son un objeto utilizado comúnmente en fisioterapia del suelo pélvico cuyo propósito es lograr la estimulación del fortalecimiento y tono de los músculos que componen las paredes vaginales.

Su forma es muy característica y fácilmente reconocible: compuesto por dos esferas de algún material plástico, generalmente silicona, que se encuentran ligadas mediante un elemento de unión.

La magia de las bolas chinas se encuentra en su interior.

Para entender qué son las bolas chinas, necesitamos saber qué misterio ocultan en su interior.

Cada una de las dos esferas soportan dentro de ellas, otra bola de menor tamaño, siendo estas más pequeñas las encargadas de que las bolas chinas funcionen.

Colgando de una de las dos bolas, se desprende una especie de hilo tirante, que nos facilitará su extracción cada vez que finalicemos su uso.

Cómo funcionan las bolas chinas

Sobre cómo funcionan las bolas chinas, os diremos que su mecanismo es tan sencillo que estamos seguras de que cualquier chica podrá utilizarlas sin problema.

Aun así, conviene seguir alguna indicación para que su funcionamiento surta efecto y llevarlas te resulten lo más cómodo posible.

Como seguro ya habrás imaginado, las bolas chinas deben ser introducidas en tu vagina. En este caso, y sin ningún tipo de duda, recomendamos acompañar esta operación con algún tipo de lubricante que facilite su acceso.

Si has adquirido un pack de bolas chinas que incluya distintos tipos y tamaños de bolas, te recomendamos empezar por las más pequeñas, de manera que tu cuerpo se vaya acostumbrando e ir ampliando poco a poco su tamaño.

Aunque habrá chicas a las que introducir una bola china les pueda resultar una tarea embarazosa, lo cierto es que colocarlas no es mucho más complejo que utilizar un tampón.

Cuánto tiempo utilizar las bolas chinas

Nuestra recomendación es comenzar a utilizarlas durante unos 15 o 20 minutos (nunca con la regla).

Poco a poco podremos ir incrementando el tiempo que se utilizan las bolas chinas, hasta un máximo de tres horas diarias.

Cómo llevar las bolas chinas

Los primeros días, utilizaremos las bolas chinas solo en casa, para que puedas ir adaptándote a la presencia de nuestro nuevo compañero.

Si notas que se te escapan, no dudes en volver a recolocarlas tantas veces como sea necesario.

Pero lo ideal es que seas capaz de caminar con ellas, siendo tu propio movimiento el que haga vibrar las bolas de su interior y haga que tu suelo pélvico empiece a fortalecerse.

¿Te atreves a llevar las bolas chinas mientras vas a la compra o al trabajo? Nadie notará que las llevas puestas. Ni siquiera tú misma.

Efectos de las bolas chinas en el suelo pélvico

Como consecuencia de nuestro movimiento al caminar o al realizar cualquier inclinación o golpeo con nuestro cuerpo, las paredes vaginales percibirán una llamativa y sugerente vibración que son producidas por las bolas chinas.

En realidad, lo que estaremos percibiendo será la interacción de la esfera interior golpeando con la bola exterior, cuya acción estará fomentando la reacción y contracción natural de nuestra musculatura.

Sin lugar a duda, una sensación muy curiosa y divertida 😊

Las bolas chinas y su terapéutico

¿Sabías que nuestras paredes vaginales son un conjunto de músculos?

Del mismo modo que ir al gimnasio nos puede ayudar a tonificar nuestro cuerpo, el uso periódico de las bolas chinas nos ayudará a lograr que las paredes del suelo pélvico sean cada vez más robustas y resistentes.

Fortalecer las paredes del suelo pélvico mediante bolas chinas nos ayudará a solucionar los siguientes problemas comunes:

Síntomas del suelo pélvico para los que sirven las bolas chinas

  • Pérdidas de orina.
  • Dificultad para orinar.
  • Pérdidas fecales.
  • Recuperación postparto.
  • Dolor durante el sexo.
  • Falta de lubricación.
  • Vulvodinia (la vagina no se mantiene cerrada).

¿Sufres alguno de estos síntomas o problemas compatibles con las bolas chinas?

Fortaleciento tu suelo pélvico, gran parte de ellos podrán obtener mejoría en muy poco tiempo.

En cualquier caso, siempre te recomendaremos consultar con un especialista y concretar qué tipo de bolas chinas pueden servirte mejor de ayuda.

En Femini Care conocemos mejor que nadie el modo en el que te afectan los cambios de tu cuerpo. Nos hemos especializado en salud de la mujer y queremos ayudarte.

¿Tienes alguna duda? Hablemos