sexo sin dolor

¿Dolores durante el sexo? No es normal. Sufres dispareunia

Si os decimos que las relaciones sexuales son una parte fundamental para mantener la llama viva de la pareja no os estamos contando nada nuevo. Igual que no os decimos ninguna novedad si os hablamos de los beneficios para nuestra salud emocional y física que tiene el sexo.

Lo que igual no sabes es que no sólo los hombres tienen disfunciones sexuales (disfunción eréctil). Probablemente sea la que más hayas escuchado ya que es un problema generalizado, pero nosotras también sufrimos disfunciones como la dispareunia o dolor durante el sexo.

Muchas de nosotras asumimos que tenemos que tener algún tipo de dolor a la hora de tener relaciones sexuales, pero esto es falso. El sexo no tiene que ser doloroso sino placentero. Deja los prejuicios sexuales de lado y si practicar el coito te provoca algún tipo de dolor consúltalo con un especialista.

La dispareunia ¿Qué es?

Es el término médico por el que se conocen los síntomas o dolores que podemos padecer algunas mujeres cuando practicamos relaciones sexuales. Es un dolor genital persistente o recurrente que ocurre justo antes, durante o post coito. Este dolor va a generarnos un miedo a mantener relaciones sexuales y va a influir negativamente en nuestras relaciones de pareja.

La dispareunia es una molestia que puede manifestarte en diferentes grados de intensidad. Va desde una ligera molestia hasta un dolor intenso que puede hacer que interrúmpanlos la relación sexual. Se nos puede manifestar en forma de dolor, presión, picor, escozor o molestias desagradables durante la penetración.

La dispareunia se manifiesta como vemos de diferentes formas, y nos puede aparecer también en diferentes momentos. Puede aparecerte con el simple hechode ponerte un tampón, o sólo con determinadas posturas sexuales. También puede permanecer el dolor o molestia una vez finalizado el coito. Cada una somos diferentes y nos puede afectar de una manera o de otra.

Como ves, somos muchas las mujeres que sufrimos la dispareunia. Si es tu caso, aunque no sea una afección que suele ser peligrosa, sí te recomendamos que vayas a consultarlo con algún especialista ya que te va a proporcionar el tratamiento adecuado que te hará volver a mantener relaciones placenteras y de una manera satisfactoria.

sexo sin dolor

Causas de la dispareunia

Como ya hemos comentado la dispareunia no se produce igual en todas las mujeres. Y como hay dispareunias diferentes, las causas por las que sufrimos dolor varían dependiendo de en qué momento ocurre la dispareunia o si son provocadas por factores emocionales.

Dolores al introducir el pene

Este tipo de dispaurenias pueden producirse por diferentes factores:

Lubricación insuficiente

La carencia de lubricación nos puede provocar incomodidad suficiente como para detener el coito. Esta falta de lubricación puede ser ocasionada por no se ha llegado a alcanzar el grado suficiente de excitación o por causas hormonales. La disminución de los niveles de estrógeno provocados por la menopausia provoca sequedad e insuficiencia de lubricación.

Lesiones, traumatismos, inflamaciones o infecciones

Si mantienes relaciones sexuales con algún tipo de infección, lesión u operación de la zona vaginal es muy probable que sufras dispaurenias. Tienes la zona sensible por lo que al producirse la penetración te va a causar dolor o algún tipo de molestia.

Vaginismo

Se trata de una contractura involuntaria de nuestros músculos superficiales del suelo pélvico. Estos espasmos nos van a producir dispaurenias en el momento de penetración y puede provocar que no se pueda realizar el acto sexual.

El vaginismo está provocado principalmente por temas psicológicos. Puede ser por depresión, por secuelas psicológicas por algún tipo de trauma sexual o por miedo o incomodidad por las relaciones sexuales.

Anomalías congénitas

Estos son disfunciones que algunas mujeres padecen desde su nacimiento. Puede ser o una vagina no formada completamente o haber desarrollado una membrana que cierra la abertura vaginal. Las mujeres que sufran estas anomalías estarán sufriendo dispaurenias a la hora de la penetración.

dolor durante sexo

Dolores profundos

Son las dispaurenias que se producen cuando hay una penetración profunda. Pueden producirse sólo en ciertas posiciones sexuales, pero hay otras que son de manera constante y suelen estar provocadas por:

Enfermedades

Hay algunas enfermedades como la endiometriosis, inflamación pélvica, prolapso uterino, útero retrovertido, cistitis, colon irritable, disfunción del suelo pélvico y quistes ováricos, entre otras, que pueden provocar dispaurenias cuando en la relación sexual existe una penetración profunda.

Cirugias o tratamientos médicos

Las mujeres que tengan cicatrices en la zona pélvica o que se encuentren con tratamientos médicos fuertes como radiación o quimioterapia pueden sufrir dolores en sus relaciones sexuales. Se ha producido en el organismo una serie de cambios que hacen que la dispaurenias sea algo común.

Factores emocionales

Las emociones también afectan a nuestra vida sexual, y por ello pueden provocarnos dispaurenias. Los problemas emocionales que más nos afectan a la hora de tener dolores en las relaciones sexuales son la ansiedad, la depresión o el estrés, entre otras.

Tratar la dispaureunia es imprescindible

Durante este articulo hemos comentado que existen diferentes causas que pueden provocar la dispaureunia y que a cada mujer se nos representa de una forma. Esto no quiere decir que haya una dispaureunia mejor que otra, todas hay que tratarlas.

Quítate los tapujos y si crees que tienes algún dolor o molestia recurrente durante tus relaciones sexuales ponte en manos de especialistas de confianza para que puedan analizar tu caso y ver las soluciones que tienes para que vuelvas a disfrutar de unas relaciones sexuales placenteras.

Si necesitas asesoramiento y no sabes exactamente si tus molestias o dolores son dispaureunias provocadas por disfunciones físicas o psicológicas, en Femini contamos con un gran equipo de psicólogas y ginecólogas dispuestas a ayudarte. ¡Llámanos!